Contacto:

CONTACTO: Correo: informativo.anahuac09@gmail.com / Twitter: @Xochimilco_MX / Facebook: Anahuac Xochimilco.

sábado, 11 de octubre de 2014

#XOCHIMILCO: Otro bonito cuento de política ficción: La Llorona

  La manifestación de ayer dejó en claro la lucha de poderes fácticos que existe entre el mismo partido en el poder; una escenificación que causa más miedo que la propia puesta en escena.
 
El canto del Anáhuac (44) / Opinión

Por: Apolinar "Poli" Xíncatl
 
“¡¡¡Aaaaaayyyyy mis hiiiiijooosss!!!” Se escuchan (o deberían escucharse) los lamentos horribles de una sociedad engañada que tuvo que soportar encerrada hasta cinco horas en su coche o caminar kilómetros luego de descender del transporte público para llegar a su casa, porque ayer se registró otro bloqueo en el crucero más importante de esta delegación.

Viernes, lloviendo, manifestación y todo como parte de un bonito cuento de política ficción escenificado por los actores de siempre, no los que se presentan cada noche desde hace 21 años en Cuemanco, sino los que han tomado el poder desde hace 17 en la administración local.

No, no es La Llorona buscando a sus hijos, es el PRD defendiendo el hueso. Y no sabemos si eso da más miedo que lo primero.

Ayer por la noche, usted y yo fuimos presa de una de las primeras acciones políticas que se van a llevar a cabo en Xochimilco como parte de una verdadera batalla por llegar al poder. Ayer, lo que usted y yo vivimos no fue una clausura de una obra de teatro, fue la demostración de músculo de un grupo que no tiene el poder, encabezado por José Carlos Acosta (desde siempre muy cercano a Avelino Méndez, quien ahora forma parte de Morena) y otro politiquillos que ya han tenido la oportunidad de disfrutar del poder en administraciones pasadas. 

Su rival, el actual delegado, aunque deberíamos decir, el actual “grupo” que quiere refrendar el poder, y que demostró poca madurez al dejar al frente de la delegación a un secretario particular (Ulises Cedillo) que dejó en claro que todavía sigue “muy verde” para sentarse en la silla de honor. 

Y desde luego hubo un ganador. 

El problema no es que el vencedor haya salido con banderas desplegadas y logrado su objetivo, que era desestabilizar a la sociedad, escondiendo el golpe mediante una obra teatral, sino que no es el único grupo con aspiraciones delegacionales y falta todavía saber cuál va a ser la estrategia de este combinado para antes de las elecciones de 2015.

Es increíble que a menos de siete meses para las elecciones intermedias para delegado, y diputados locales y federales, el PRD tenga a cuando menos, cinco aspirantes a dirigir la demarcación, Ulises Cedillo, Roberto Ocaña, Ana Julia Hernández, Angelina Hernández y hasta Faustino Soto, pero ninguno “se apunta” para los otros puestos de elección popular.

Por ahí suenan nombres como el del ex delegado Uriel González y Juan González para regresar. Y todavía falta saber, qué va a decir el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y la corriente de Los Chuchos sobre esta demarcación.  

Sin embargo, el problema no es que sean los mismos protagonistas de siempre  en la misma puesta en escena de cada tres años, el problema es que la corrupción del partido los ha rebasado a todos. El PRD ya no puede llenar la mano de quien la ha estirado durante casi dos décadas, de un partido que ha promovido el “no hagas nada, solo estira la mano que yo te lo doy”.

Y también nosotros, como sociedad, tenemos la culpa de esto que nos pasa. No por votar por el mismo partido, sino por dejarnos engatusar, porque la corrupción viene en cascada, llega desde los altos mandos partidistas, y baja por los delegados, asambleístas y luego por los coordinadores territoriales, luego los líderes sociales, y finalmente le llega a usted, o a mí, mediante una bonita cobija, o una nada nutritiva despensa. 

Y eso lo hacen todos los partidos, pero la diferencia es que a los coordinadores, les ofrecen un puesto, a los líderes efectivo, mucho efectivo, y a usted a mí, una cobija.

¿Quién tuvo la culpa del cierre de anoche? Todos. Desde la delegación, hasta los ciudadanos por dejarlos seguir ahí. Porque durante tanto tiempo hemos permitido que nos traten como quieren, porque mucha gente ha estirado la mano y le han dado de comer o de vestir o educación y se lo han disfrazado de ayuda, cuando es algo que están obligados a dar. 

Así que la próxima vez que se pase cinco horas en su coche, estacionado sobre Prolongación División del Norte, o tenga que caminar kilómetros enteros para llegar a su casa porque el microbús ya no puede seguir adelante, o venga todo apretujado en el Tren Ligero porque es la única opción para entrar a Xochimilco, no le eche la culpa a quien cerró la avenida, piense en qué hicimos nosotros como sociedad para merecer esta falta de respeto.


0 comentarios:

informativo.anahuac09@gmail.com

informativo.anahuac09@gmail.com
Recuerde que todas las imágenes y contenidos son propiedad de Grupo Asesores Editoriales, con excepción de las marcadas. Queda prohibida su distribución o captura sin el consentimiento de este diario. Envíenos un correo para obtener el permiso correspondiente.