Contacto:

CONTACTO: Correo: informativo.anahuac09@gmail.com / Twitter: @Xochimilco_MX / Facebook: Anahuac Xochimilco.

lunes, 9 de marzo de 2015

#XOCHIMILCO: Teatro Carlos Pellicer: Reflejo del desprecio a la cultura en Xochimilco

Usuarios y trabajadores tienen mese quejándose ante las autoridades, quienes por cierto, dirigen este lugar, sin que se haga caso a sus demandas; no existe el mínimo de seguridad, higiene e interés por resolver los problemas.
  
Por: Héctor Aguilar
El Teatro Carlos Pellicer se edificó frente al Museo Dolores Olmedo ya hace muchos años, según la página de Concaulta, se le debe mencionar como Centro Cultural, pero según sus usuarios y trabajadores es un gran elefante blanco (aunque éste sí se terminó de construir) y una pesada carga administrativa, que ya no sirve para realizar las actividades que se ofrecen en él.

Pisos de madera totalmente olvidados y que provocan que los usuarios salgan con astillas en los pies en actividades como Tae Kwon-Do, hawaiano o yoga; higiene nula, debido a que no existe personal de limpieza, falta de seguridad y, por si esto fuera poco, maestros a los que no les pagan.

Así lo expresaron una docena de persona quienes firman un correo que nos hacen llegar a esta redacción, en el cual exigen que las autoridades tomen cartas en el asunto cuanto antes, ya que, incluso, hay un salón que ha  sido clausurado, debido a que personal de Protección Civil de la delegación Xochimilco, prohibió la entrada ante el deterioro del mismo.  

“Somos profesores de la Casa de la Cultura del Conjunto Cultural Teatro Carlos Pellicer y queremos denunciar que no nos pagan en tiempo y forma. El régimen en el que estamos contratados es autogenerados 70/30, por lo que nosotros generamos nuestro propio ingreso a través de las cuotas que pagan los usuarios por tomar el taller que desean”, señala la misiva.

Los maestros afirman que desde hace muchos meses la respuesta es la misma en la delegación “no hay recurso”. Aunque ese 30 por ciento que debe aportar la delegación es solo para el mantenimiento del Conjunto Cultural, el cual se encuentra en pésimas condiciones y abandono.

Por otra parte, aseguraron: “No contamos con personal de limpieza, ya que no hay recursos para pagarle, así que los maestros hacemos la limpieza de nuestros salones, con nuestros propios mechudos, recogedores, pinol, cloro etc. De los baños ya ni hablamos, a veces los administrativos los limpian, pero si no, ya se pueden imaginar”.

Además, las cosas van empeorando conforme pasan los meses ya que, a pesar de que no cobran, ellos mismos deben aportar para pagar los gastos de operación del inmueble.

“Hace días que no contamos con línea telefónica, ya que no la han pagado, no hay tóner, y todo lo tenemos que proveer los profesores, y además no nos pagan”, dicen.

Pero eso sí, quienes dirigen este centro exigen que se incremente la matrícula de alumnos, aunque no haya condiciones para realizar las actividades.

Este medio se trató de poner en contacto con Rubén Jiménez Gómez, quien en la página de la delegación aparece como subdirectora (así, con a) de Servicios Educativos y Culturales, así como con Gildardo Ata Romero, JUD de Servicios Culturales, desde el pasado viernes. Nunca nos respondieron.

Sin embargo, lo peor del caso es que –según nos dicen- existe un salón que se encuentra en tan malas condiciones que de plano ya fue clausurado por las propias autoridades de Protección Civil ante la falta de seguridad que representa para los usuarios.

“En meses pasados se dictaminó por parte de Protección Civil, que uno de los salones ya era de alto riesgo usarlo, por lo que se nos prometió que se haría una remodelación del centro, pero a la fecha no hay noticias. Los usuarios ya están muy molestos por el malísimo estado de los salones”, finalizaron. 



0 comentarios:

informativo.anahuac09@gmail.com

informativo.anahuac09@gmail.com
Recuerde que todas las imágenes y contenidos son propiedad de Grupo Asesores Editoriales, con excepción de las marcadas. Queda prohibida su distribución o captura sin el consentimiento de este diario. Envíenos un correo para obtener el permiso correspondiente.