Contacto:

CONTACTO: Correo: informativo.anahuac09@gmail.com / Twitter: @Xochimilco_MX / Facebook: Anahuac Xochimilco.

miércoles, 8 de junio de 2016

#Xochimilco: La soberbia del PRI / Editorial

Por: Héctor Aguilar
Es cierto, durante 70 años fue el partido que mayores progresos le dio al país. Coincidimos, tal vez abusaron del poder en algún sentido, pero llevar las riendas de una República no es fácil, y menos durante siete décadas.

Hoy el Partido Revolucionario Institucional no es ni la mitad de lo que fue en sus mejores épocas. El poder se ha segmentado en apenas unos cuantos, y la soberbia les ha afectado a tal grado que el Tricolor sufrió profundas heridas en las pasadas elecciones en estados que nunca había pedido durante más de 90 años.

Y en la #CDMX las cosas están aún peor. 150 mil votos de un total de casi 8 millones, habla de la profunda decadencia de un partido que está pasando por un bache que ya lleva más de dos décadas.

Para esta elección de los Constituyentes el PRI alcanzó a meter a 5 personajes de una lista de 60. Algo impensable hace 25 años, cuando dominaban la escena política. Pero ¿por qué? ¿Qué ha pasado con ese partido que tantos seguidores dice tener, pero que a la hora de las votaciones no aparecen?

La respuesta es sencilla: Soberbia.

Soberbia de no hacer negociaciones, soberbia de no ofrecer intercambios políticos más que con dos partidos pequeños que resultan ser rémoras de un tiburón que ha perdido los dientes.

Soberbia, porque la respuesta la tienen en sus manos cada tres años, o en este caso, en los resultados de las elecciones del domingo.

Su eterno rival, el PAN, "dobló las manos" y signó coaliciones con el PRD en varios estados. ¿Y qué creen? Ganó en tres de ellos. Y no se rompieron las vestiduras, no lanzaron las campanas al vuelo, no se hicieron menos por tener que "doblegarse" y ofrecer "algo a cambio" al partido amarillo que tampoco tiene ya mucha fuerza en el país.

Pero el PAN negoció, platicó, ofreció algo, llegó a acuerdos, firmó coincidencias y al final obtuvo lo que se buscaba: el triunfo.

Cuando el PRI logre quitarse esa arrogancia, esa altivez, ese ver a los demás por encima del hombro; cuando el PRI tenga el corazón de verdaderamente "bajarse del ladrillo" y cambiar, negociar y cumplir con lo ofrecido, la misma sociedad le dará su respaldo, le dará su voto y su confianza como antes, pero eso, al parecer, está lejos de ocurrir.

Líderes que buscan "la papa", el dinero fácil, y que lo que menos les importa es considerar, siquiera, esta opción, porque "nosotros somos el PRI. El PRI, señoras y señores, ese que no baja la mirada ni cuando está a punto de pisar excremento”.

Y sin mencionar nombres la respuesta llegará sola. Cuando su soberbia se convierta en humildad, el PRI regresará a sus viejas glorias y tendrá algo que sus integrantes han perdido, la credibilidad de quien finalmente los pone o los quita, la validación de quien va a votar, de quien decide, de quien se siente oprimido o fascinado por un gobierno, es decir la confianza de usted.

Y por cierto, sus líderes tendrán que encontrar rápidamente ese cambio, porque solo les quedan menos de dos años para las elecciones de 2018.

0 comentarios:

informativo.anahuac09@gmail.com

informativo.anahuac09@gmail.com
Recuerde que todas las imágenes y contenidos son propiedad de Grupo Asesores Editoriales, con excepción de las marcadas. Queda prohibida su distribución o captura sin el consentimiento de este diario. Envíenos un correo para obtener el permiso correspondiente.