Contacto:

CONTACTO: Correo: informativo.anahuac09@gmail.com / Twitter: @Xochimilco_MX / Facebook: Anahuac Xochimilco.

martes, 26 de junio de 2012

Distrito Federal: La ciudad de la arrogancia electoral

A pesar de las nuevas tecnologías, la fuerza del electorado no está en la capital, sino en los más de 40 millones de votos que ofrecerán los estados, ¿De veras cree usted que la Ciudad de México decidirá la elección de este domingo?

El canto del Anáhuac (24) / Opinión


Por: Apolinar "Poli" Xíncatl

Hace unos días me tocó viajar al puerto de Veracruz y continué mi camino por el Golfo de México hasta llegar a la capital yucateca, no tengo que contarles la belleza de esos lugares, que, a pesar de ser azotados por la inseguridad, mantienen ese misticismo propio de sitios totalmente alejados de grandes civilizaciones como el Distrito Federal.

Mi viaje de trabajo, pero también con carácter vacacional, me llevó a una realidad totalmente diferentes a la que se vive en la capital mexicana; por un momento olvidé las manifestaciones electorales, los gritos, las redes sociales y sobre todo las campañas de los políticos, pero al mismo tiempo me di cuenta que quienes vivimos en el DF nos hemos vuelto personas diferentes, pero no por eso dejamos de pertenecer a una Federación.

México es un todo, somos más de 105 millones de personas en el país, no sólo 22 millones que todos los días "explotamos" al Distrito Federal y la zona conurbada, y también, somos mucho menos poderosos que el resto del país completo.

Por ello, me quedé meditando en mi hamaca, colgado de dos palmeras, sobre la ambición, la arrogancia en la que vivimos en la Ciudad de México; hacemos manifestaciones en contra y a  favor de candidatos como si de nosotros dependiera su futuro político, entramos a Internet y subimos y observamos cualquier cantidad de cosas sobre política, y de repente se nos olvida que ese futuro no depende de los 15 millones de votos que pueda o no, ofrecer el DF, sino de los otros 45 millones de votos que vienen desde "provincia".

Ahora entiendo por qué el candidato del PRI abandonó su campaña en la Ciudad de México y apenas realizó tres eventos masivos durante sus 90 días de campaña, porque el PRI no anda buscando el DF, al contrario, anda buscando convencer a los otros 45 millones de votantes y nosotros tan arrogantes, pensando que vamos a decidir la votación.

Déjenme decirles que allá, la fortaleza de las redes sociales no llega ni a la mitad de lo que vemos en nuestro terruño, allá se pasan de boca en boca por quién hay que votar, allá las cosas se viven diferente, allá no pesa (afortunadamente) el Internet… y me parece que tampoco pesan tanto algunos candidatos.

Recuerden que el DF es el bastión principal del PRD y no lo van a dejar morir por más divididos que se vean, pero me pregunto… ¿qué pasará con estados como Morelos, Michoacán, Jalisco y Guerrero, que ya no quieren a sus respectivos gobernadores y que a todas luces parecen ser botín político del priismo, que por cierto, ya domina 20 estados de la República Mexicana?

 Señores arrogantes del Distrito Federal, les puedo decir dos cosas:

1) Nosotros NO vamos a decidir el futuro de la República, serán las personas que vivan fuera de este microscópico terruño en comparación con el resto del país.

2) Vamos a dejar de pensar que las redes sociales son la "realidad" de esta nación, porque no lo son… porque vivir en el DF es una bendición (algunas veces), pero el DF NO es un país dentro de otro, formamos parte de un todo y ese todo está muy lejos de pintar de color  amarillo el futuro en muchos de los casos.

Votemos todos este domingo, pero dejemos de ser tan cerrados en pensar que por tener otro modo de vida, podemos tomar decisiones sobre quienes todavía viven “normalmente” en este país. ¿Qué les parece?


0 comentarios:

informativo.anahuac09@gmail.com

informativo.anahuac09@gmail.com
Recuerde que todas las imágenes y contenidos son propiedad de Grupo Asesores Editoriales, con excepción de las marcadas. Queda prohibida su distribución o captura sin el consentimiento de este diario. Envíenos un correo para obtener el permiso correspondiente.